Los precios de la carta ya incluyen el impuesto al consumo del 8%